Reuters y la BBC informan que el gobierno australiano ha prohibido utilizar tecnologías de las multinacionales chinas Huawei y ZTE en su infraestructura de redes. La razón aducida es, al igual que en ocasiones anteriores, “la inseguridad de las autoridades en el sentido que la tecnología de ambas empresas no conlleve riesgos de espionaje e intrusión realizados por encargo del gobierno chino”.

En una declaración publicada el jueves 23 de agosto, representantes del gobierno australiano señalaron que las empresas que corran riesgos de verse expuestas a “instrucciones extrajudiciales” de gobiernos extranjeros representan un riesgo para la seguridad nacional.

La prohibición implica que Huawei y ZTE no tienen autorización de proporcionar equipos ni tecnología 5G para la infraestructura móvil de Australia. Huawei es el mayor proveedor mundial de equipos de telecomunicaciones. Si otros gobiernos llegasen a adoptar medidas similares, las consecuencias serían desastrosas para la empresa.

BBC informa que el gobierno británico ha investigado a ambas empresas chinas, concluyendo que ni Huawei ni ZTE pudieron dar garantías suficientes en el sentido que sus equipos de telecomunicaciones no constituyen un riesgo de seguridad. Al respecto, se señala que ambas empresas están obligadas según la legislación china a cooperar con los servicios de inteligencia de ese país, si estas así lo requieren.

La oficina de Huawei en Australia comentó la decisión del gobierno australiano vía Twitter, señalando que se trata de “una decisión en extremo lamentable para los consumidores”.

Sobre el Autor

Jimmy Rosario

Inquieto tratando de aportar con iniciativas vinculadas a las ciencias,tecnología y el emprendimiento

Deja un comentario