Endigitos Media

El mapa de la guerra: Los bombardeos en Jersón se intensifican y Rusia refuerza su posición en otros frentes

En las últimas 24 horas, Rusia habría lanzado al menos 20 nuevos ataques en la provincia de Jersón y habrían causado daños en su capital homónima, según Kiev. El ataque ruso se ha intensificado en los últimos días y la región habría sufrido uno de los mayores ataques con misiles desde que comenzó la guerra. Las tropas enemigas estarían aumentando su ofensiva de cara a lograr avances significativos en el aniversario de la guerra, el próximo 24 de febrero.

También en el sur del país, en Zaporiyia, región clave por tener una de las centrales nucleares más grandes de Europa, el Ministerio de Defensa británico sostiene que en la última semana Rusia habría reforzado su defensa para evitar la contraofensiva ucraniana. La inteligencia británica cifra en unos 192 kilómetros la línea de frente en esta región. Algunas de las zonas que han sido fortificadas son Tarasivka, Vasilyvka y Orikhiv.

 Un soldado ucraniano camina por una calle en Bajmut, en la región de Donetsk. En la pared se lee
Un soldado ucraniano camina por una calle en Bajmut y en la pared se lee “Bajmut ama Ucrania”. Foto del 12 de febrero de 2023. AP PHOTO/LIBKOS

Otras regiones donde el ataque ruso se habría intensificado son el Dombás -que se divide en Lugansk y Donetsk- y Járkov. El Instituto para el Estudio de la Guerra (ISW) advierte que Rusia estaría exagerando el progreso de sus tropas en Donetsk, especialmente en Bajmut y Lyman, para motivar a sus tropas y, al mismo tiempo, socavar la moral del Ejército ucraniano.

Mientras el combate sigue en los ejes de Bajmut, Avdiivka y Vugledar, en el otro extremo del Dombás el ataque también se intensifica. En Lugansk, las operaciones rusas se extienden en el noroeste de Svatove y en Kreminna los enfrentamientos diarios superan la veintena.

Ante la probabilidad de una gran y decisiva ofensiva en el Dombás, Ucrania sostiene que Rusia no tiene capacidad para lanzar un ataque a gran escala que logre una victoria significativa. Las evaluaciones del ISW confirman esta teoría.

Domingo, 12 de febrero, día 354 de la guerra: Rusia consigue “avances significativos” en Bajmut y ataca el sur de Ucrania

Rusia ha conseguido “avances limitados, pero significativos” en el área de Bajmut, mientras que los resultados de las ofensivas en otras partes de Donetsk y a lo largo de la línea Svatove-Kremina han “resultado marginales” y “sin importancia operativa” por el momento, ha recogido el Instituto para el Estudio de la Guerra (ISW) en su informe diario de la guerra.

En este sentido, los mercenarios del grupo ruso Wagner ha asegurado este domingo haber tomado Krásnaya Gorá, localidad a unos diez kilómetros de Bajmut y situada entre este baluarte ucraniano y Soledar, tomada el mes pasado por los Wagner. 

Respecto a la zona sur, el ISW ha indicado que las fuerzas rusas atacaron el sur de Ucrania con ataques aéreos, misiles y drones aéreos y marítimos la noche del viernes al sábado, siendo probablemente la primera vez que Moscú utilizaría estos objetos teledirigidos navales. Los principales objetivos han sido la infraestructura energética en las ciudades de Zaporiyia, Mykolaiv, Dnipro, Kryryi Rih y Khmelnytskyi. Pese a los ataques, el think tank considera que Rusia “carece de capacidad para amenazar el sur de Ucrania con una ofensiva a gran escala”.https://datawrapper.dwcdn.net/Byrh8/4/

En otros puntos, Ucrania intenta restaurar completamente el suministro eléctrico, muy dañado por el ataque masivo del viernes contra puntos estratégicos. Naciones Unidas ha exigido a Moscú que paren unos ataques que complican, todavía más, la vida de los civiles. Se estima que cerca del 40% de la población ucraniana necesita ayuda humanitaria.

El Ministerio de Defensa de Reino Unido ha informado, por su parte, de que en las últimas dos semanas es probable que Rusia haya sufrido “su tasa más alta de bajas” desde la primera semana de la invasión de Ucrania. Siguiendo estadísiticas del ejército ucraniano, ha señala que el promedio de los últimos siete días fue de 824 bajas por día, más de cuatro veces la tasa reportada entre junio y julio de 2022. No obstante, reconoce que no puede verificar esta información. Entre las razones de las bajas rusas, ha apuntado a “una variedad de factores” como “la falta de personal capacitado, coordinación y recursos en el frente”.

Sábado, 11 de febrero, día 353 de la guerra: Ucrania intenta recuperarse de la oleada de misiles rusos y repele ataques en Svatove y Bajmut

Ucrania intenta recuperarse de la oleada de bombardeos rusos llevada a cabo el viernes poco después de la gira europea del presidente ucraniano, Volodímir Zelenski. Según ha explicado el Ejército del país, se trata del mayor ataque con misiles y drones desde el comienzo de la guerra, que cumple en dos semanas un año.

Más de 70 misiles rusos cayeron en varias ciudades como Kiev, Zaporiyia o Járkov, donde han resultado dañadas instalaciones eléctricas, dejando a al menos 150.000 personas sin luz en pleno invierno, por lo que las autoridades tratan de acelerar las reparacionesUcrania ha asegurado, además, que dos misiles traspasaron los espacios aéreos de Moldavia y Rumanía, miembro de la OTAN, algo que la primera confirma y la segunda desmiente, alejando así una nueva escalada de tensión entre la Alianza Atlántica y Moscú. 

El Ministerio de Defensa de Rusia no ha comentado en su parte diario los ataques contra instalaciones energéticas en Ucrania, pero sí aseguró que prosigue con operaciones ofensivas en distintos frentes y proclamó la victoria de Dvorichna, de unos 300 habitantes, en Járkov. Se trataría de la primera vez en casi tres meses que los militares rusos anuncian la toma de nuevos territorios en esta zona. Desde Kiev no se ha confirmado esta afirmación.

Mientras, las tropas ucranianas se afanan en repeler los ataques rusos en otros puntos del país como Lugansk, concretamente en localidades cercanas a Svatove, y en los alrededores de Bajmut, en Donestk, donde continúan las luchas encarnizadas por cada parte del territorio, según recoge el Instituto para el Estudio de la Guerra (ISW) en su parte de la guerra. También ha habido ataques en Zaporiyia y en los alrededores de la ciudad de Donestk, donde los soldados rusos estarían intentando tomar algunas carreteras. 

El Ministerio de Defensa de Reino Unido ha analizado, por su parte, las declaraciones de que el grupo Wagner había detenido su sistema de reclutamiento de prisioneros. Según indica en su informe diario de la guerra, las razones podrían ser la filtración de las “duras realidades” de este servicio a los reclusos, que podrían rechazar unirse, y la “rivalidad cada vez más directa entre el Ministerio de Defensa ruso y Wagner”.

Viernes, 10 de febrero, día 352 de la guerra: Rusia intensifica su ataque en Lugansk y golpea las infraestructuras energéticas de Ucrania

Rusia ha incrementado en los últimos días su ofensiva sobre Ucrania, cuando quedan menos de dos semanas para que se cumpla un año del inicio de la invasión que tuvo lugar el 24 de febrero de 2022. Aunque los más duros combates se libran en las regiones de Donetsk y Lugansk, en el este del país, en la frontera rusa, Moscú también ha incrementado sus ataques en las regiones de Zaporiyia y Jersón, en el suroeste, las regiones que fueron anexionadas por Rusia en septiembre mediante referendos que no han sido reconocidos internacionalmente.

La línea Svatove-Kreminna es uno de los frentes principales de combate y las tropas rusas están atacando en la dirección de Lyman, al oeste de Kreminna. Rusia habría iniciado en los últimos días una ofensiva con el objetivo de capturar los asentamientos de Lugansk y acceder desde el norte a la región de Donetsk.

Los milbloggers han centrado la ofensiva rusa también al sur de Kreminna, concretamente a lo largo de la línea Shepilove-Dibrova. El Estado Mayor ucraniano sostiene que sus tropas están repeliendo los ataques y destaca la defensa en Bilohorivka. Por otro lado, Rusia podría estar enviando nuevos equipos a la línea del frente para mejorar su avance, según el último informe del Instituto para el Estudio de la Guerra (ISW).

El foco principal de la batalla se mide en Bajmut. Mientras Ucrania se defiende de los ataques terrestres por controlar la ciudad clave de la región de Donetsk, Rusia cambia su táctica de avance. El ISW sugiere que las tropas invasoras podrían haber limitado aún más los ataques frontales para centrarse en sabotear e interceptar las líneas de comunicación y suministros ucranianas. 

En esta línea y con el objetivo de aislar Bajmut, en los últimos días han aumentado los ataques en Chasiv Yar, asentamiento clave por encontrarse a lo largo de la carretera T0504, y también en Ivanivskem, población cercana a la carretera E40 Bajmut-Slovyansk. Por otro lado, el Ministerio de Defensa británico asegura que Rusia ha avanzado hacia el norte de Bajmut al menos dos kilómetros.

El otro gran eje dentro de la región de Donetsk es el de la ciudad homónima y Avdiivka. De acuerdo con el ISW, los ataques rusos siguen siendo limitados, pero la ofensiva en la región se habría intensificado. La tensión en Vugledar sigue aumentando y la inteligencia británica asegura que las unidades rusas han avanzando en el lado occidental de la ciudad.

Por otra parte, este viernes la región de Zaporiyia registra la mayor ofensiva rusa desde inicio de guerra: en menos de una hora, la ciudad ha sufrido 17 ataques, según el secretario del Ayuntamiento de esa ciudad, Anatolii Kurtiev, citado por el medio The Kyiv Independent. Se han escuchado explosiones en diversos puntos de la región (donde se encuentra la mayor central nuclear de Europa, ahora en manos de Rusia), mientras en la vecina región de Dnipropetrovsk, las autoridades locales advirtieron de un ataque con drones, informaron fuentes oficiales citadas por las agencias ucranianas.

También, la capital del país, Kiev, ha registrado varias explosiones después de que las sirenas antiáreas sonaran y mientras la Fuerza Aérea ucraniana trata de neutralizar un nuevo ataque lanzado por el Ejército ruso, informan medios locales, en medio de una nueva oleada de ataques rusos mediante drones y misiles a infraestructuras energéticas de Ucrania en el este, sur y oeste del país.

Jueves, 9 de febrero, día 351 de la guerra: Rusia inicia su gran ofensiva en Lugansk y sigue avanzando al norte de Bajmut

Rusia habría iniciado su gran ofensiva en el Dombás, intensificando sus operaciones a lo largo de la línea Svatove-Kreminna, en la región de Luganks. Según el último informe del Instituto para el Estudio de la Guerra (ISW), hay imágenes geolocalizadas que confirman el avance ruso al noroeste de Svatove, concretamente en Dvorichne y cerca de Kupyansk, y al oeste de Kreminna.

En la región de Donetsk, los avances marginales al norte de Bajmut continúan, especialmente en Krasna Hora y Zaliznyanske, dos asentamientos a unos 10 kilómetros de la ciudad objetivo. La táctica de la pinza rusa pretende cercar Bajmut capturando asentamientos y cortando carreteras de suministros. En esta línea, después de que el Grupo Wagner, la fuerza paramilitar de mercenarios liderada por Yevgeny Prigozhin, asegurase que controla la T0504, imágenes geolocalizadas consultadas por el ISW demuestran que las tropas rusas también estarían cerca de la carretera E40 Bajmut-Slovyansk.

En el eje Avdiivka-Donetsk, las tropas rusas estarían llevando a cabo ataques terrestres limitados. Cerca de Vugledar los milbloggers rusos defienden que se produce una batalla cruenta y Serhiy Bratchuk, portavoz militar en la ciudad ucraniana de Odesa, sostiene que su ejército continúa atacando y frenando el avance ruso.

Al sur del país, los bombardeos continúan en Jersón y las misiones de reconocimiento en la orilla izquierda del río Dnipro siguen provocando escaramuzas entre ambas tropas. Por otro lado, en la región de Zaporiyia, clave por su central nuclear, las tropas rusas se centran en construir fortificaciones en el área capturada para defenderse de un posible contraataque ucraniano, pero el ISW no observa que esta labor esté pensada para defenderse de un ataque a gran escala.

Semana anterior

El 24 de febrero de 2022 comenzó la invasión rusa de Ucrania con ataques aéreos y ofensivas sobre el terreno. En la 50ª semana de guerra, del 3 al 9 de febrero, Rusia siguió su ofensiva en las regiones de Lugansk y Donetsk, donde centra sus acciones en el avance hacia Bajmut, ciudad que considera estratégica para hacerse con el control de Donetsk. Por otra parte, ha mantenido sus ataques sobre las otras regiones ocupadas, Jersón y Zaporiyia, mientras Ucrania teme un aumento de la ofensiva por todo el territorio cuando se cumpla un año de la que pretendía ser una invasión rápida del país.

En el siguiente enlace se puede consultar el diario del conflicto en esa semana y acceder a los de las semanas anteriores.

Facebook
Twitter
LinkedIn

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15
¿Por quien votaría en las próximas elecciones presidenciales del 2024?
banreservas