Endigitos Media

Nuevos hallazgos arqueológicos revelan restos de especies humanas extintas hace 500,000 años en una cueva

Un equipo de investigadores ha descubierto una serie de signos de la presencia de especies humanas extintas hace 500,000 años de antigüedad en una cueva en Israel. Este hallazgo podría proporcionar nuevos conocimientos sobre la evolución humana.

El estudio, publicado en la revista científica Quaternary Science Reviews, revela que los investigadores encontraron artefactos líticos y huesos de animales en la cueva de Nesher Ramla en el centro de Israel. Estos restos se encontraban junto con herramientas de piedra elaboradas por homínidos y huesos de animales que indican la caza y el procesamiento de la carne.

Los hallazgos muestran la presencia de al menos tres especies humanas diferentes que habitaban en la zona hace medio millón de años, incluyendo Homo sapiens, Homo erectus y Homo neanderthalensis. Este descubrimiento es significativo ya que sugiere que estas especies humanas coexistieron en el mismo lugar y momento en la historia.

El descubrimiento fue realizado por un equipo liderado por el Dr. Yossi Zaidner del Instituto de Arqueología de la Universidad Hebrea de Jerusalén y el Dr. Mina Weinstein-Evron del Instituto de Arqueología de la Universidad de Haifa. Los investigadores utilizaron técnicas de datación para determinar la edad de los artefactos encontrados.

La cueva de Nesher Ramla fue descubierta por primera vez en 2010, pero solo se abrió a la investigación en 2016. Desde entonces, los arqueólogos han descubierto una gran cantidad de herramientas de piedra y huesos de animales, lo que sugiere que la cueva fue utilizada como lugar de caza y como refugio para los homínidos que vivían en la zona.

Este hallazgo es especialmente interesante ya que sugiere que la evolución humana es más compleja de lo que se pensaba anteriormente. En lugar de que cada especie humana evolucionara en su propio camino y en diferentes momentos, este hallazgo muestra que varias especies humanas pueden haber coexistido y compartido el mismo territorio y recursos.

Además, este descubrimiento arqueológico es importante porque puede ayudar a los científicos a entender mejor la historia y la evolución de las especies humanas y su relación con el medio ambiente en el que vivían. También puede ayudar a arrojar luz sobre cómo estas especies interactuaban entre sí y cómo evolucionaron las relaciones sociales y culturales.

En resumen, el descubrimiento de signos de especies humanas extintas hace 500,000 años de antigüedad en una cueva en Israel proporciona nuevos conocimientos sobre la evolución humana y sugiere que la evolución humana puede ser más compleja de lo que se pensaba anteriormente. Este hallazgo es un recordatorio de que todavía hay mucho que aprender sobre nuestra historia y sobre cómo evolucionamos hasta convertirnos en lo que somos hoy en día.

Facebook
Twitter
LinkedIn

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15
¿Por quien votaría en las próximas elecciones presidenciales del 2024?
banreservas